sana para una sesión, en las sesiones sucesivas les puntos se determinaron de nuevo según los resultados del examen termográfico y se aplicaron hasta finalizar el ciclo terapéutico. Y en los 120 casos del grupo de control se utilizaron los puntos acupunturales según el método convencional de la acupuntura.

Los resultados mostraron que la tasa de curación fue del 90% (54 casos) en el grupo de tratamiento y del 77.5% (93 casos) en el grupo de control, indicando una diferencia significante entre los dos grupos (p < 0.05); además el número de sesiones y la duración del ciclo de tratamiento también fueron menores en el grupo de tratamiento que en el grupo de control (ambos p < 0.001). Los puntos más utilizados en el grupo de tratamiento, determinados mediante la termografía, fueron Di Chang (ST 4, 92.3%), Ying Xiang (IG 20, 90.6%), Tai Yang (EX-HN 5, 85.5%), Yang Bai (VB 14, 76.6%), Quan Liao (ID 18, 72.3%)... En conclusión, la selección de puntos mediante la cámara térmica para el tratamiento de la parálisis facial ofrece múltiples ventajas en la tasa de curación, en el ciclo terapéutico y en las sesiones de acupuntura, en comparación con la selección convencional de puntos acupunturales. Además el método de selección de puntos con cámara térmica es un paso hacia la objetividad y la modernización de la selección de puntos para los tratamientos de acupuntura y moxibustión.

Fuente: PubMed Acupuncture.com (02/2008)